Reseñas de cine

Imprimir
Mar
24

{Estrenos} POWER RANGERS, una adaptación razonable con la primera superheroína latina potencialmente ‘gay’

Escrito por Sergio Burstein

Power Rangers 1 MZ

Nunca fui un gran fan de la serie televisiva “Mighty Morphin Power Rangers” (1993-1995), que llegó a la pantalla chica cuando yo ya era bastante grande como para andar en esas, y eso hace definitivamente que no pueda juzgar a la nueva adaptación cinematográfica -llamada simplemente ”Power Rangers”- con el celo con el que la juzgarán los fans de la versión original (que, dicho sea de paso, no era tan original que digamos, porque se basaba en el programa japonés “Super Sentai”).

Lo bueno de esto es que no esperaba gran cosa de una cinta que, como supe luego de verla, respeta no sólo la premisa inicial (un grupo de adolescentes es reclutado por unos viajeros extraterrestres para salvar a la Tierra de una bruja igualmente alienígena), sino que mantiene a sus personajes de base, agregándoles, eso sí, dimensiones de caracterización que no logran alcanzar el nivel visto en otras cintas de superhéroes, pero que no son ciertamente inesperados en una franquicia centrada siempre en la audiencia infantil.

Aunque los Rangers estadounidenses de los ‘90 procedían ya de diferentes grupos étnicos -lo que significa que no hubo que forzar aquí la cosa para cumplir con cuotas raciales-, es indudable que los productores del filme fomentaron otros cambios motivados por un afán de subirse al coche de la modernidad que redundará en una aceptación más positiva. Y eso incluye lo que se ha hecho con Trini, la Ranger Amarilla, que es interpretada por la rapera mexicoamericana Becky G y que podría ser lesbiana, aunque ésa es una insinuación que se plasma únicamente en una ambigua escena de diálogo.

Power Rangers castSe podría decir, claro, que estos aportes se han hecho únicamente con fines comerciales; pero lo cierto es que haber prescindido de ellos no hubiera afectado las perspectivas financieras de la película y que haberlos empleado la pone incluso en riesgo dentro de terrenos abiertamente hostiles a estos detalles de tinte progresista, como lo demostraron los esfuerzos de la junta censora de Malasia para impedir el estreno de la nueva “Beauty and the Beast” y la decisión de algunas salas locales de no proyectar la misma cinta debido a la presencia de otro personaje supuestamente homosexual.

Si piensas como yo, lo dicho será motivo suficientemente para impulsarte a ver esta producción, aunque debo advertirte que, en medio de estos saludables agregados, ”Power Rangers” se encuentra lejos de ser una gran obra; y no solo porque la historia termina siendo demasiado sencilla y predecible, sino también porque, sin estar mal filmados, los grandes momentos de acción no resultan demasiado impresionantes, sobre todo porque son pocos, hasta el punto de que el único enfrentamiento de auténtico nivel se produce en la escena final.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar