Reseñas de cine

Imprimir
Ago
11

Reseña de INGRID GOES WEST

Escrito por Sergio Burstein

Ingrid 1

A estas alturas, todos los que hemos seguido de algún modo su trayectoria sabemos que Aubrey Plaza obtiene sus mejores momentos al interpretar roles que la exhiben como una mujer inquietante y hasta intimidante, pero a la vez atractiva; y eso responde no sólo a las bondades histriónicas de la descendiente de latinos, sino también a su disposición física.

Para resumir, la hija de un boricua y una irlandesa saltó a la fama gracias a la serie televisiva “Parks and Recreation”, y pasó luego a la pantalla grande para hacerse cargo de papeles tan jugosos como los que tuvo en las cintas “Safety Not Guaranteed”, “The Do List” y “Life After Beth” ; pero si se trata de ponerse en la piel de personajes raros a los que no se puede dejar de mirar, la mejor oportunidad para ella hasta la fecha es la que le otorga “Ingrid Goes West”, una producción independiente que se estrena hoy en salas de EE.UU. y que podría ser simplemente cómica si es que no fuera tan perturbadora.

De hecho, la combinación de sentimientos que genera esta obra es la que la vuelve una propuesta ciertamente difícil de asimilar para el espectador que espere simplemente una historia llena de risas con un final feliz, aunque para nosotros eso es justamente lo que le da un valor especial a un filme en el que todos los personajes son clamorosamente superficiales, pero lo son porque la intención es mostrar los extremos a los que ha llegado un considerable sector de los ‘millenials’, sobre todo cuando se los deja hacer lo que les da la gana.

Ingrid 2

En este caso, los extremos tienen que ver principalmente con una obsesión por las redes sociales que puede volverse enfermiza, como sucede con Ingrid (Plaza), presentada desde el inicio como una muchacha inestable de Pensilvania a la que se le ha puesto una orden de restricción por acosar a una popular joven de su entorno. Pero, como se hace evidente de inmediato, Ingrid no ha aprendido la lección, ni tiene intención alguna de moderar sus trastornados ímpetus.

Su siguiente víctima es Taylor (Elizabeth Olsen, de la saga de “Avengers”), una ‘influencer’ californiana que promociona las virtudes de su vida al lado del mar a punta de #s y de frases trilladas (una de las mejores es “la pareja que hace yoga junta permanece junta”). Tras recibir un mensaje positivo por parte de ella en Facebook, Ingrid decide usar el dinero que le ha dejado su madre recientemente fallecida (sí, por ahí va la cosa en cuanto a los traumas) para mudarse a Los Ángeles y hacerse amiga real de la incauta.

En esos momentos, la trama alcanza un punto en el que creemos encontrarnos frente a uno de esos ‘thrillers’ de obsesión que hemos visto a lo largo de los años (alguien menciona de hecho a “Single White Woman”); pero el director y coguionista Matt Spicer acierta al llevar las cosas por otro lado, ya que si bien no deja de presentar situaciones que limitan con lo criminal, las mantiene en un plano verosímil para conservar el comentario social por encima de todo.

ingrid 3

Visualmente, no hay nada demasiado espectacular por aquí, pero sí un uso adecuado (y no alocado) de los recursos presentes en las redes, así como un encantador empleo de las voces en off de los personajes mientras alguien lee sus mensajes. Con esto, Spicer logra acentuar la ridiculez de algunas conductas, mientras incluye en el paquete a los ‘hipsters’ que abundan en nuestra región.

También aparece por ahí O’Shea Jackson Jr., quien llamó la atención con su papel estelar en “Straight Outta Compton” pese a su falta de experiencia como actor, aunque se vio indudablemente ayudado por el hecho de interpretar a su propio padre. En este caso, hace de Dan, quien le renta un espacio a Ingrid y no es un tipo precisamente inteligente (como sucede con los demás personajes del relato), pero resulta sumamente carismático y se gana varios puntos en la apreciación de los ‘nerds’ al ser un fanático de Batman que, al descubrir las malas intenciones de su nueva inquilina, le comenta sin reparos: “Pensé que eras Catwoman, pero eres en realidad Dos Caras”. Impagable.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar