Reseñas de cine

Imprimir
Abr
25

Reseña de AVENGERS: INFINITY WAR

Escrito por Sergio Burstein

Avengers foto 5

Con cada entrega que pasa, la mitología cinematográfica de los personajes de Marvel se va haciendo más y más compleja y va sumando más y más personajes, lo que puede tener como resultado una indigestión cerebral ante la incapacidad del espectador para procesar tanta información.

Pero lo increíble es que, a pesar de estos hechos incuestionables -y de los excesos en los que ellos mismos caen de manera irremediable-, los hermanos Anthony y Joe Russo han logrado no solo que “Avengers: Infinity War” sea tolerable, sino que resulte fascinante para cualquiera que se haya expuesto con regularidad al género.

Y es que esta es una cinta hecha para los fans, lo que resulta natural no solo en vista de que es la tercera que lleva el nombre del colectivo por delante (las anteriores fueron “The Avengers” -2012- y “Age of Ultron” -2015-), sino porque se encuentra directamente ligada a una serie de películas que se inició en el 2008 con el lanzamiento de “Iron Man” y que, de manera oficial, ha presentado hasta el momento 16 entregas individuales.

De ese modo, tener un conocimiento completo de lo que sucede por aquí si se es un recién llegado implicaría seguir una especie de curso universitario, aunque los ‘millenials’ tienen la virtud de procesar la información de manera vertiginosa y son probablemente los espectadores mejor preparados para la apreciación de una franquicia que, de todos modos, se ve en la obligación de atraer igualmente a una audiencia mucho más adulta en vista de que los personajes que presenta fueron mayormente creados durante la década de los ’60.

Avengers foto 4

Eso no quiere decir que estas películas sean demasiado intelectuales ni profundas; en realidad, todas ellas, incluyendo a la presente, poseen líneas narrativas sencillas que se ven innecesariamente complicadas por los cambios constantes de locación y por una abundancia de personajes que, en este caso, se incrementa hasta límites poco saludables al hacer que las dos facciones enfrentadas de los Avengers que se presentaron en “Captain America: Civil War” (y que podría haberse llamado fácilmente “Avengers: Civil War”) se vean sumadas por la presencia de los Guardianes de la Galaxia, quienes contaban ya con dos películas bajo su nombre.

Todo puede parecer muy ambicioso y muy enredado, pero en realidad, si se ha logrado seguir la aventura desde sus inicios, una buena parte del placer se encuentra en recordar hechos y trazar conexiones, lo que le permite de paso a los realizadores dejar de profundizar en cada uno de los personajes sin hacer por ello que el edificio se desmorone por completo (y no nos referimos a los inmuebles que son constantemente destrozados en estas producciones, por si acaso).

En otras palabras, a estas alturas, existe un sentido de familiaridad que hace que uno se identifique con las figuras que circulan por la pantalla sin tener que haber compartido experiencias de vida con ellas, aunque eso no garantiza la calidad de cada episodio, por lo que se necesita tener historias que posean un mínimo de interés, que fomenten la evolución de las relaciones entre los participantes y, por supuesto, que logren mantener la lógica en medio de la saturación informativa. En ese sentido, la labor de los Russo no podría ser más pertinente.

Avengers foto 1

“Infinity War” es la primera cinta de los Estudios Marvel que no se exhibió ante los reporteros antes de su día de prensa, lo que imita lo sucedido con los nuevos episodios de “Star Wars” y abre un peligroso antecedente para los que trabajamos en esto; pero es también una producción llena de sucesos inesperados que tienen muchas veces que ver con la muerte de algunos de sus protagonistas y que, por ello mismo, se debe tratar de ver sin saber demasiado de ella.

Lo que ya es de conocimiento público es que los superhéroes citados se enfrentan esta vez al contrincante más poderoso que han tenido, el tirano intergaláctico Thanos (Josh Brolin, luego de mucho CGI y un arduo proceso de ‘captura del movimiento’), quien anhela apoderarse de seis piedras que le otorgan a su dueño el control absoluto del Universo (algo que, si se piensa por un segundo, es un recurso narrativo sumamente simplista, pero también una idea surgida de los cómics originales que se presta para interesantes conclusiones apocalípticas).

Para ser claros, Thanos es tan poderoso que ni siquiera Hulk (Mark Ruffalo, luego de mucho CGI y un arduo proceso de ‘captura del movimiento’, aunque es justo decir que en este caso el actor aparece mucho más bajo su forma ‘humana’) es capaz de derrotarlo, como se ve al principio; y es lo suficientemente despiadado como para liquidar sin reparos a sus oponentes, lo que se presta para algunas escenas sumamente intensas (filmadas con feroz energía por los Russo) cuando se considera que el filme sigue estando enfocado en los adolescentes.

Avengers foto 2

Estos momentos dramáticos y hasta trágicos generan un contrapunto interesante con el sentido del humor que circula generosamente en otros instantes, y que podría resultar exagerado si no conociéramos ya la dinámica entre los presentes y si el guión de Christopher Markus y Stephen McFeely no se hubiera interesado en recurrir a las bromas ingeniosas para graficar algunos de los enfrentamientos verbales entre los mismos (como el que se da entre el Dr. Strange de Benedict Cumberbatch y el Iron Man/Tony Stark de Robert Downey Jr., que es brillante y que permite de paso resaltar la calidad de sus intérpretes).

Por otro lado, no estamos seguros de qué tan brillantes sean los elementos de una trama en la que las batallas son constantes y cambian casi siempre de rumbo ante la llegada intempestiva de superhéroes que llegan a rescatar a sus compañeros de las manos de los sirvientes de Thanos; pero de lo que sí estamos seguros es de que el mismo Thanos -quien es mostrado en medio de momentos sensibles y maneja una lógica debatible pero hasta cierto punto comprensible pese a su crueldad- es uno de los mejores villanos que nos ha brindado Marvel en la pantalla grande, lo que resulta todavía más impresionante en vista de la técnica visual con la que es representado.

Fuera del retiro forzado de algunos personajes, hay detalles de “Infinity War" que sorprenden constantemente, y que tienen que ver con cambios en las facultades de los héroes y hasta la modernización de sus trajes; hablar de ellos sería caer en ‘spoilers’, pero no está de más decir que todos estos aspectos se encuentran bien integrados a la historia y sirven para el desarrollo de secuencias de efectos especiales que no decepcionan, sobre todo en la batalla campal de los últimos momentos, que resulta impecablemente épica y muestra nuevamente la habilidad de los Russo para revitalizar las escenas tradicionales de guerra.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar