Reseñas de cine

Imprimir
Jun
08

{Estrenos} PARIENTE (GUILTY MEN) es un ‘neo-western’ colombiano de alto vuelo

Escrito por Sergio Burstein

PARIENTE MZ

Pese a que Colombia tiene desde hace varios años su propia Ley de Cine y a que eso ha hecho supuestamente que su industria cinematográfica se encuentre en un estado saludable, quienes vivimos en los Estados Unidos no tenemos normalmente la oportunidad de acceder a producciones provenientes de dicha nación sudamericana, más allá de los festivales latinos que se organizan de vez en cuando.

Eso le brinda un interés adicional al lanzamiento de “Pariente” (“Guilty Men”), una cinta que se acaba de estrenar únicamente en una sala de Los Ángeles (más precisamente, la número 3 de Laemmle’s Music House, en Beverly Hills), pero que estará disponible desde el 12 de junio tanto en DVD como en VOD. Lo importante aquí es que vale realmente la pena acceder a ella del modo que se pueda, porque además de ser una rareza, se trata de un filme de enormes cualidades que fue de hecho la apuesta de su país para la categoría de Mejor Película Extranjera en el Oscar del 2018 (no terminó siendo nominada).

Más allá de su origen, “Pariente” se muestra original debido al lugar en el que se filmó y en el que desarrolla, es decir, el pueblo de Güepsa, ubicado en un entorno rural pocas veces atendido por unos realizadores que eligen normalmente las grandes urbes como escenarios de sus historias. Además, su reparto entero se encuentra conformado por actores no profesionales que son pobladores de la misma zona, y que fueron adiestrados por talleres creados por el director y guionista del trabajo, Iván D. Gaona, quien nació en la misma región pero vive actualmente en Bogotá, la capital.

Pariente escenaPese a que esta es su ópera prima en el área del largometraje, Gaona, que había hecho ya cinco cortometrajes en el mismo lugar, muestra un talento para la puesta en escena que logra capturar y mantener la atención del espectador frente a un relato que en otras manos podría haber sido aburrido, mientras introduce inesperados elementos de ‘western’ en medio de una narrativa con marcado sabor local y conduce con acierto a unos intérpretes que, en lugar de lucir acartonados, resultan absolutamente convincentes.

Aunque lo que se cuenta es sencillo y directo, el estilo empleado revela una clara intención artística y propositiva, porque lo que podría parecer inicialmente un simple triángulo amoroso entre dos primos (interpretados por Willington Gordillo y René Díaz Calderón) y una muchacha (Leidy Herrera) a mediados de los años 2000 eleva su nivel al tener como trasfondo las secuelas del paramilitarismo vinculado al cuestionado gobierno de Álvaro Uribe, ofreciendo con ello una inesperada perspectiva política y social a la que se suma una creativa banda sonora orgánicamente integrada a la trama.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar