Reseñas de cine

Imprimir
Oct
18

Reseña de HALLOWEEN

Escrito por Sergio Burstein

Halloween 2

Alguien debería estar facultado para pronunciar con justicia la frase ‘ya no saben qué hacer’, mientras mueve la cabeza de un lado a otro en actitud de reprobación. Y es que esta nueva cinta, que se llama simplemente “Halloween” -como la original de 1978-, podría tener igualmente como nombre “Halloween II”, ya que si bien no es un ‘remake’ del filme de 1981 que era una secuela directa del primero, se presenta a sí misma como una secuela de la primera película que toma lugar 40 años después e ignora todo lo sucedido en el resto de la franquicia.

En otras palabras, si eres fan de la saga, te sorprenderás al enfrentarte a una historia en la que Laurie Strode (la niñera sobreviviente de la original) no le ha visto la cara a Michael Myers (el asesino enmascarado) desde los sucesos de fines de los ‘70, cuando era una adolescente, y que rechaza no sólo la relación sanguínea entre los dos personajes, sino que se burla incluso de ella, como lo demuestra la escena en la que Allyson (Andi Matichak), la nieta adolescente de Laurie, le dice a sus amigos que los rumores sobre el parentesco entre su rarísima abuela y el amo del cuchillo fácil son absolutamente infundados.

Dicho sea de paso, Allyson no es hija de un hijo de Laurie (como el que se presentaba en “Halloween H2O”), sino de una hija que no existía simplemente en la serie vista hasta ahora, que se llama Karen y que es interpretada por la muy competente Judy Greer (“The Descendants”, “Ant-Man”), lo que nos pone de lleno ante un quiebre de la historia tradicional que resulta de lo más conveniente para los tiempos de Me Too y Time’s Up que vivimos. Todo esto puede resultar excesivo y abrumador, claro; pero la buena noticia es que el resultado es mucho más decoroso de lo que se podría esperar ante tanta licencia y tanto enredo.

Halloween 3

Y eso se debe en gran parte al regreso glorioso de Jamie Lee Curtis, quien vuelve a ponerse en la piel de una Laurie que murió en “Halloween Resurrection” (2002) pero que, por lo arriba citado, sigue viva en esta suerte de realidad paralela, lo que puede ser un tanto (o muy) ridículo, pero que nos permite gozar nuevamente -y de manera completamente inesperada- de uno de los personajes más emblemáticos del cine de terror bajo la interpretación de la misma artista.

En realidad, la cinta prometía ya tener al menos algo de interés desde que se anunció que iba a ser dirigida por David Gordon Green (realizador de títulos tan diversos como “All the Real Girls”, “Pineapple Express” y “Stronger”) y escrita por él mismo en colaboración con Danny McBride, uno de los comediantes más efectivos de la pantalla grande de nuestros días. Estos tipos son ciertamente creativos, y pese a su reputación, no caen en la trampa de inundar el relato de bromas, sino que introducen el humor en momentos impredecibles, como una conversación casual entre dos policías.

Tampoco intentan ofrecer algo que sacuda realmente los cimientos de la saga, porque en medio de su desfachatada alteración de la mitología, se muestran cuidadosamente empeñados en rendirle tributo al creador de todo esto, John Carpenter, quien funge de hecho de productor ejecutivo y compositor de la banda sonora al lado de su hijo Cody. Esa inclinación por el tributo se plasma también en ciertas referencias visuales específicas que serán reconocidas por los fans y que, de paso, buscan el lado divertido.

Halloween 4

Curiosamente, pese a que la fotografía (encomendada al poco conocido Michael Simmonds) es estupenda y las atmósferas funcionan, la puesta en escena no llega nunca a impresionar, y prescinde prácticamente por completo de esos largos y maravillosos travellings de la versión del 78. Resultaría interesante saber si, por ese lado, Gordon Green decidió conscientemente evitar un tributo que hubiera resultado demasiado evidente, aunque lo cierto es que él mismo no se ha distinguido nunca por tener un manejo alturado del lenguaje cinematográfico.

Sin embargo, la narrativa es sumamente sólida, y cuando se analiza su trasfondo, se nota que va más allá del simple plano de los sustos y de los infaltables asesinatos de Myers (que es interpretado hasta por tres actores, incluyendo al actor original Nick Castle) para plantear los efectos de un trauma severo en tres generaciones consecutivas, con el respaldo de un reparto ampliamente profesional y sin debilidad alguna en el plano de la actuación.

Por ese lado, tiene sentido que el asesino vuelva a ser un ser casi sobrenatural sin motivos específicos para sus crímenes, lo que lo convierte prácticamente en una excusa para encargarse de temas superiores a los del simple ‘slasher’, de modo semejante a lo que sucede con los zombis de la ficción contemporánea. Bajo las consideraciones descritas, este “Halloween” no deslumbrará probablemente a nadie, pero se encuentra lejos de ser una amarga decepción.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar