Reseñas de cine

Imprimir
Ago
23

Reseña de VUELVEN (TIGERS ARE NOT AFRAID)

Escrito por Sergio Burstein

Viven 2

Pese a que se estrena hoy en Estados Unidos (más precisamente, en cuatro salas de Los Ángeles) con considerable retraso debido a que se vio en México hace cerca de dos años, ”Vuelven”, lanzada por aquí con el nombre ciertamente más creativo de “Tigers Are Not Afraid”, llega a estos territorios con la ventaja inestimable de haber sido aclamada hace solo unos días como “una de las mejores películas de terror de la década” por Guillermo del Toro, luego de recibir alabanzas semejantes por parte de autores como Stephen King y Neil Gaiman.

Estas recomendaciones deberían ser suficientes para despertar el interés absoluto de los amantes del terror fílmico de cualquier tipo, aunque es de esperar que la película atraiga en primer lugar a los seguidores del género en su vertiente latinoamericana, sobre todo porque es una cinta que se encuentra completamente hablada en español y que se desarrolla en un entorno urbano propio de nuestras regiones de origen.

Aunque no muestra un rótulo ni alude a una época determinada o a un lugar específico, está claro que el relato se desarrolla en un escenario indeterminado del México actual, a través de las aventuras y desventuras de un grupo de niños desamparados y huérfanos que han llegado a donde han llegado como resultado de la violencia que se vive en su país y que siguen siendo afectados por esta.

Viven 1

La protagonista es Estrella (Paola Lara), quien se queda súbitamente en la calle luego de que su madre es secuestrada por un grupo criminal denominado Los Huascas, que tiene como líder al ‘Caco’ (Ianis Guerrero) y que está aparentemente vinculado a un político local, ‘El Chino’ (Tenoch Huerta). Forzada por las circunstancias, Estrella, de solo 10 años, se une a los muchachitos que viven en una azotea bajo el mando de ‘El Shine’ (Juan Ramón López).

El lugar de residencia no les durará mucho, ya que ‘El Shine’ acaba de robar un celular de ‘Caco’ que contiene aparentemente información incriminadora sobre alguien importante, lo que desata una persecución implacable y nos sumerge en lo que podría hacer sido simplemente un crudo drama social, pero que adquiere vuelo adicional (y sobrenatural) con la llegada de unos espectros aterradores que no mejorarán el estado emocional de nuestros amigos.

Esta combinación nos llevó de inmediato a recordar lo que sucede en la segunda y la tercera película de Del Toro, “El espinazo del diablo” y “El laberinto del fauno”, y la misma directora y guionista Issa López ha reconocido abiertamente la influencia; pero lo que nos muestra posee la suficiente originalidad y esmero estético como para no ser una simple copia, además de trasladarnos a un ambiente del presente cuya urgencia no puede ser ignorada.

Viven 3

No hay que dejar tampoco de lado el desempeño de los pequeños que conforman la mayoría del reparto y que hacen que todos los trámites resulten verosímiles, generando esa sensación de familiaridad y de convivencia que resulta esencial para que nos creamos el cuento de que estos menores andan juntos desde hace tiempo.

Fuera de la historia en sí y de la incorporación cada vez más fuerte de elementos sobrenaturales, manejados sin excesos digitales ni abusos del ‘gore’, “Tigers Are Not Afraid” refuerza paulatinamente su paleta visual al trasladar a los protagonistas a una vieja mansión llena de ambientes sugestivos y misteriosos, entre ellos un teatro que sirve para una escena de audiciones falsas que se transforma en un momento de comedia natural en medio de tanto drama justificado.

Esta sensación de realismo se encuentra reforzada por una puesta en escena que, a pesar de ser muy cuidada, privilegia el uso de la cámara en mano con el fin de lograr un estilo casi documental cuyos contrastes con la irrupción de lo fantástico le brindan mayor contundencia al paquete entero.

Se trata en suma de la cinta más interesante de López, que, aunque no lo crean, se ha hecho conocida como escritora de comedias románticas bastante superficiales (entre ellas “Niñas mal” y “A La Mala”), pero que asumió el puesto de realizadora en “Casi Divas” (2018), un filme ciertamente distante de “Vuelven” (también era una comedia) en el que, sin embargo, incluía comentarios valiosos sobre las diferencias de clase y la violencia que se viven en su país de origen.

Finalmente, el guion de la misma López apela de algún modo a la recuperación de la identidad ancestral al acudir a la presentación de relatos orales e insistir en que es necesario recordar que los antepasados de sus personajes fueron unos guerreros, insinuando con ello que todavía hay esperanzas en este mundo, por más aterrador que pueda lucir el presente.