Reseñas de cine

Imprimir
May
21

Reseña de “EL INFIERNO” (hoy en el Festival de Cine HOLA MEXICO)

Escrito por Sergio Burstein

Texto: Sergio Burstein

Infierno1

La situación de violencia desmedida que se vive en México no es cosa de broma, y Luis Estrada, un director de cine que se ha hecho conocido por sus irreverentes comedias, parece saberlo bien.

Es quizás por ello que “El Infierno”, que se inspira ampliamente en los sucesos que se producen día a día en el país vecino, es su película más dura y desoladora, aunque mantiene muchos de los elementos irónicos que han distinguido su brillante trayectoria.

“El Infierno” es probablemente la película más centrada en la actualidad mexicana que se ha visto en los últimos tiempos, o al menos la más lograda. Como es ya habitual en su obra reciente, Estrada sorprende y cautiva con un filme de excelente factura, manejando el lenguaje cinematográfico con una destreza de tinte clásico que evita siempre los excesos visuales para centrarse en la historia.

Esto no quiere decir que la película no tenga excesos de otro tipo; de hecho, no faltará quien la acuse de manejar una doble moral, porque critica la violencia mientras la muestra de manera gráfica y generosa, además de darle cabida en su banda sonora a varios exponentes del cuestionado género de los narcocorridos.

infierno_25-1Pero creemos que sólo una mente enfermiza podría gozar con los actos de crueldad que se exhiben en la cinta, y que el público general verá esto como lo que realmente es: un objeto de arte destinado a reforzar el más abierto rechazo ante una situación insostenible.

Puesta sobre el papel, la idea parece completamente lógica; pero todos los que vivimos en el Sur de California sabemos lo fácil que resulta convencer a los más jóvenes para adoptar la senda de la delincuencia.

No es un asunto gratuito ni de mala voluntad personal, por supuesto; las raíces vienen de la pobreza y de la inestabilidad familiar, como bien lo prueban los personajes de la película, que van desde un tipo que regresa de los Estados Unidos en busca de trabajo (El Benny, interpretado por el excelente Damián Alcázar) hasta un adolescente (Krystian Ferrer) que es criado por una madre prostituta (Elizabeth Cervantes), pasando por un sádico matón (Joaquín Cosio) que se ha vuelto así para borrar las huellas de una niñez trascurrida en la miseria.

Estrada no perdona a nada ni a nadie: según la película, el México actual (o, al menos, el norte del país, en el que se desarrolla la historia) está lleno de ladrones, corruptos, mafiosos y asesinos, que pueden ser tanto narcotraficantes como policías, políticos y representantes de la Iglesia (la escena del sacerdote que bendice las armas de los mafiosos es impagable, como lo es también la que muestra unas fotos del “jefe de jefes” que lo encuentran al lado del Papa Juan Pablo II y de varios ex presidentes mexicanos).

Es una visión descarnada y pesimista, sí, pero una que, dado el estado actual de las cosas, luce especialmente realista; y eso es lo que produce en realidad más temor que el contenido mismo de la cinta.

infierno3La película anterior de Estrada, “Un mundo maravilloso” (2006), se desarrollaba en un México evidentemente tributario de la realidad, pero fantasioso e indeterminado en cuestiones de época, por lo que sus imágenes y sus críticas llegaban tamizadas por el claro tinte de la ficción; en el caso de “El infierno”, sin embargo, la trama llega incluso con fecha, porque se desarrolla en el 2010, y concluye durante las celebraciones del bicentenario de la Independencia.

Para Estrada, no parece haber mucho que celebrar, como lo piensan también los sectores progresistas de su país; pero los espectadores tenemos al menos la oportunidad de disfrutar de la calidad de un producto fílmico que termina generando emociones contradictorias, convirtiendo la risa que generan las primeras escenas en el gesto desencajado que provoca el desesperanzador desenlace.

Además de ser la cinta más sombría de Estrada, “El infierno” es la más violenta, la más épica y la más ambiciosa en términos de coreografías de acción. Fuera de sus polémicas escenas de tortura y de sus fuertes escenas de sexo, el filme incluye impresionantes enfrentamientos callejeros, y se cierra con una espectacular balacera en una plaza pública que, fuera de sus alusiones al western, recuerda sobre todo a los grandes títulos del cine criminal.

En ese sentido, Estrada se ha convertido probablemente en el equivalente mexicano más cercano de Martin Scorsese. Y eso sí habría que celebrarlo, ¿verdad?

“El Infierno” se proyecta hoy a las 7 pm en el Teatro Montalbán (1615 Vine St., Los Angeles, CA 90028), durante la cuarta jornada del Festival de Cine Hola México, y se repite el martes a las 9.30 pm. Más información en www.holamexicoff

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar