Imprimir

Sobre nosotros

Aunque su objetivo principal es brindar herramientas que sirvan para disfrutar del mejor modo posible lo que ofrece ya el mundo del entretenimiento -lo que lo transforma en teoría en un proveedor constante de diversión-, el pobre Manganzón es, ante todo, un hijo de la crisis.

Para el creador de todo esto, los últimos años han sido bastante desastrosos en términos financieros, lo que, sumado a la casi completa falta de oportunidades laborales en los medios de prensa escrita, se convirtió en motivo suficiente para probar suerte en el venturoso panorama editorial de la red cibernética, como medida final antes de que se impusiera la resignación ante la extinción física y espiritual.

Empezamos hablando de diversión, por lo que sería tentador exclamar ahora: “¡basta de dramas!”. Pero lo cierto es que estos -es decir, los dramas- no faltarán en nuestra ambiciosa sección de Cine, que buscará cubrir producciones cinematográficas nuevas y estrenos de DVD de todos los países, de todos los estilos y de todos los géneros, en la medida de lo posible (y, claro, del tiempo disponible).

En ese sentido, proporcionaremos extensas reseñas, entrevistas exclusivas, vistosos trailers y otras simpáticas novedades, de manera constante e interminable, para que nunca nos echen de falta cuando se metan a la Internet (que, para muchos de ustedes, es un hogar casi constante).

Pero, ¿por qué quedarse sólo en el gozo de la vista, cuándo nuestros oídos también reclaman el placer? Nuestra segunda gran sección, la de Música, estará aún más especializada, para complacer de ese modo a los lectores que no tienen necesariamente un gusto específico al ver una película, pero que sí saben bien qué colocar en sus iPods, cd players y cualquier otro artificio electrónico que les proporcione la indesmayable industria contemporánea.

En este caso, la oferta se dividirá en Rock Anglo, Rock & Pop en Español, Metal y Tradicional & Más (que incluirá lo hecho por artistas que algunos distinguen bajo el ingrato rubro de World Music, así como el sabroso arte de soneros y salseros).

En principio, Manganzón.com iba a ser Ojos&Oídos.com, un nombre funcional que permitía describir claramente los dos segmentos principales del sitio (que, como habrán adivinado, es casi, casi como dos sitios). Pero, ¿dónde quedaba el sentido de riesgo, el anhelo por la ironía, el moderado filo que pretendemos imponerle a nuestros artículos? OK, OK, dirán ustedes; ¿pero qué diablos es eso de Manganzón?

Como no les podemos contar el final de la película ni pasarnos de frente al último surco del álbum, los invitamos a descubrirlo por sus propios medios en las páginas que nos rodean. ¡Que empiece a tocar la banda, y que empiece también la función, ya que, de ser necesario, nos dividiremos en dos para complacerlos, oh caros visitantes y valerosos buscadores del placer!

                                                                                                   Sergio Burstein (editor)original